Crea una presentación y ¡sorprende a todos!

Jeff Bezos se está convirtiendo en el CEO del momento. Dejando de lado que su compañía, Amazon, es una de las más valoradas del mundo, su estrategia y su política de recursos humanos también está dando mucho que hablar.

En la carta anual que envía a sus empleados, Bezos, recordó la importancia de no utilizar presentaciones Power Point en sus reuniones de empresa. Su propuesta va más allá de cualquier sistema de presentaciones. Sí que recomienda a los empleados que utilicen ensayos o papers cuya duración no supere las seis páginas.

“En vez de perder el tiempo escuchando a una persona mientras el resto de los asistentes están en silencio, es más eficaz destinar 30 minutos a leer un ensayo de 6 páginas en el que se explique todo lo que se desea contar en la reunión. La estructura narrativa es más fácil de entender por los seres humanos que unas ideas generales resumidas en bullet points“, explica el CEO.

¿Hace falta que volvamos a hablar de storytelling? Venga, ¡lo hacemos! Nuestro cerebro está diseñado para interior izar y comprender mejor las historias y una presentación con listados de varios puntos quedan muy lejos de este sistema.

Comprendemos historias desde el principio de los tiempos: “Cuando nuestros antepasados descubrieron el fuego, se reunían alrededor del mismo para cocinar y contar historias. De esta manera, la narrativa sirvió para contar anécdotas o peligros que podían acechar a la tribu”, explica Carmine Gallo, autor de Five Stars: The Communication Secrets to Get from Good to Great.

Una presentación creada en PowerPoint no nos permite contar historias, si no narrar y enumerar una serie de puntos. Esta estructura narrativa, basada en el aprendizaje de nuestros ancestros e incluso de los niños, es una herramienta muy precisa y fundamental para mejorar la comprensión del contenido.

Sin embargo, no solo se trata de contar historias, se trata de contar buenas historias, historias que enamoren y que conecten con el usuario. Las historias persuasivas, tal y como explicó Aristóteles hace más de 2000 años, se basan en tres elementos: ethos, logos y pathos. El primero de ellos se refiere al carácter y la credibilidad; el segundo apela a la lógica (un argumento debe tener una razón); mientras que el último de ellos tiene que ver con la emoción.

De hecho, si puedes, piensa por un momento los grandes discursos que recuerdas… ¿en cuántos de ellos se utilizaban historias para contar una historia?

Ya no es el momento de los Bullet Points

Las listas de puntos ya han pasado a la historia como los vídeos en 4:3 y los cursos pasa página. Ahora contemos historias y lleguemos a conclusiones que sean enriquecedoras para nuestra audiencia. Una historia, una idea e incluso una simple foto pueden ser mucho más potentes y persuasivas.

Y como ves, en este post, no hemos utilizado bullet points (¡menos mal!), ni algo similar. En este artículo te hemos contado la historia de Jeff Bezos (aunque son muchas más empresas que ya adoptan esta norma) para decirte que cualquier contenido que quieras contarle a tus empleados será más persuasivo para tu mensaje si lo cuentas como una historia.

Únete a Google, Virgin o Tesla y déjanos ayudarte a mejorar la comunicación interna de tu empresa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.