¡Larga vida al vídeo interactivo! Ha llegado la hora de tocar la formación

Llevamos muchos años hablando de la potencia del vídeo online en la formación online. Hemos escrito, leído y comentado la enorme importancia que decíamos darle al vídeo online y cada vez más nuestros clientes han apostado por este tipo de recursos para cualquier tipo de formación: habilidades, procesos, presentación de productos e incluso en la formación más informal. 

Ahora que hemos conseguido que los alumnos se enamoren del vídeo online en la formación, vamos a llevarles un paso más allá: al vídeo interactivo. 

El vídeo interactivo es el siguiente paso natural en los recursos audiovisuales formativos. Nuestros clientes a menudo nos hacen preguntas sobre este recurso y queremos aclarar sus dudas y que si tú las has tenido también ayudarte a resolverlas. 

¿Cuál es la diferencia fundamental a nivel pedagógico entre un vídeo normal y un vídeo interactivo? 

El vídeo interactivo nos ofrece una interacción mucho mayor para el alumno. Puede crear su propio viaje dentro de la formación: tomando decisiones, creando caminos en el contenido. 

El vídeo interactivo convierte a los alumnos en partícipes del camino de su formación.

Además de esta forma podemos mejorar la duración del vídeo. Es decir, podemos establecer contenidos más extensos y más atractivos para los alumnos. 

Esto es algo más que una tendencia

No es casualidad que el vídeo interactivo sea una de las principales propuestas que les interesan a nuestros usuarios. Y es que este puede ser el principal cambio: el espectador es protagonista. 

Toma decisiones, mientras realiza diferentes acciones. Así, puede ampliar el contenido, descubrir nuevos puntos de vista… en definitiva, las funcionalidades nuevas son muchas para que así podamos sacar el máximo potencial al contenido de los vídeos. Así que estamos hablando de mucho más que una simple tendencia. Es una alternativa muy potente y con un recorrido muy largo, mucho más que una tendencia más.  

En algunos casos, estamos viendo el mismo patrón que ya hemos visto en otras ocasiones: un sistema novedoso, rompedor y diferente que en un comienzo da un poco de miedo. Ya sabemos que a veces cuesta un poco el cambio. En un comienzo parece que nos cuesta confiar en este nuevo medio y de entrada es rechazado. Este comportamiento lo hemos detectado en algunos clientes, hasta que explicamos estas ventajas, las reconocen y entonces comienza la aventura interactiva.  

Como creadores de contenido para nosotros este es un gran reto: tenemos que adaptar nuestra forma de generar el contenido. Hablamos de una nueva narrativa en la que el usuario es quien decide como continuar. Así que se acabaron las historias lineales más simplistas, ahora los usuarios quieren elaborar su propio camino. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.